El desayuno perfecto. Tips.

¿A quién no le gustaría levantarse y encontrarse con un bonito desayuno? No alimentarse por las mañanas puede afectar el desempeño de la persona durante todo el día, ya que el desayuno es  la fuente que nos proporciona energía y nos mantiene saludables al comenzar la mañana.

Después de estar de 10 a 12 horas sin ingerir nada, el cuerpo necesita recargarse de energía. Con el desayuno se aporta al organismo una cantidad de nutrientes que permiten comenzar las acividades diarias con la energía necesaria.

Un buen desayuno debe incluir leche o yogurt, pan o cereales y fruta. 
Prepara un batido.

Bate una taza de leche, una taza de fresas, medio plátano (banana) y un poco de hielo. También puedes batir yogurt natural y una taza de zumo de naranja, prueba con yogurt de varios sabores. Cada día introduce nuevas frutas y cambia de sabores cada día, así crearás algo divertido para tus desayunos.

Tips: 

El desayuno debe aportar un 25% de la energía que necesitamos para el día.
 
De acuerdo con los expertos lo primero es tomar un vaso de agua tibia.
 
El café en ayunas suele ser irritante para el estómago.

 


 
Una de las mejores maneras de desayunar, por su valor nutritivo y sus beneficios cardiovasculares, es tomar
tostadas de pan integral regadas con un poco de aceite de oliva.
 
Siempre que podamos, recurramos a los integrales, ya sea en pan, cereales, galletas, tostadas... son alimentos más sanos y beneficiosos por la cantidad de fibra que tienen.